Oh Snap!

Desactiva tu bloqueador de publicidad para ayudarnos a sufragar los gastos de mantenimiento de la página. ¡ Muchas gracias !

Home / Autismo / Autismo, cerebro y factores genéticos

Autismo, cerebro y factores genéticos

Aunque se sabe que el autismo es causado por una combinación de factores genéticos y ambientales, los estudios han demostrado que los factores genéticos juegan un papel importante en el desarrollo del autismo.

Un estudio de gemelos realizado por el Centro de Investigación de Autismo de California encontró que el riesgo de desarrollar autismo es más alto en los gemelos monocigóticos (o gemelos idénticos) que en los gemelos dicigóticos (gemelos fraternos). Esto sugiere que los factores genéticos pueden contribuir significativamente al riesgo de desarrollar autismo.

Además, se ha identificado una serie de genes asociados con el autismo, aunque es importante destacar que la herencia del autismo es compleja y aún se desconoce mucho sobre cómo estos genes interactúan entre sí y con los factores ambientales. Algunos de estos genes se han relacionado con el desarrollo y funcionamiento de las sinapsis (conexiones entre las células nerviosas) y con la regulación del sistema nervioso.

Aunque todavía hay mucho que se desconoce sobre los factores genéticos implicados en el autismo, la investigación en este campo está avanzando rápidamente y es probable que se descubran nuevos genes y mecanismos genéticos relacionados con el autismo en el futuro. Esto podría ayudar a desarrollar nuevas terapias y tratamientos para el autismo y a comprender mejor cómo se desarrolla esta condición.

 

Terapia génica como abordaje de los factores genéticos

La terapia génica es una técnica que permite corregir o modificar mutaciones genéticas en células vivas para tratar enfermedades. En el caso del autismo, se están llevando a cabo investigaciones para evaluar la eficacia de la terapia génica para tratar algunos de los síntomas del trastorno del espectro autista (TEA).

Una de las mutaciones genéticas que se ha relacionado con el autismo es la mutación del gen FMR1. Es la mutación que se produce en el síndrome de X frágil. La terapia génica ha demostrado ser eficaz para corregir esta mutación en modelos animales. Actualmente, se están llevando a cabo ensayos clínicos para evaluar su efectividad en seres humanos.

Otras líneas de investigación en terapia génica para el tratamiento del autismo incluyen la corrección de mutaciones en los genes MECP2 y SHANK3, que también se han relacionado con el trastorno.

Aunque la terapia génica ofrece una gran esperanza para el tratamiento del autismo, es importante tener en cuenta que todavía es un campo en desarrollo y que los ensayos clínicos son necesarios para evaluar su seguridad y eficacia a largo plazo. Además, es importante tener en cuenta que el autismo es un trastorno complejo y es probable que no haya una solución única para todas las personas con TEA.

Referencias:

  • Casanova MF, Van Kooten IA, Switala A, Casanova EL. (2012). Structural brain abnormalities in autism: a review of neuroimaging research. Journal of Neurodevelopmental Disorders, 4(1), 6.
  • Schumann CM, Amaral DG. (2011). The amygdala is enlarged in children but not adolescents with autism. The Journal of Neuroscience, 31(14), 5569-5573.
  • Werling DM, Geschwind DH. (2013). The genetics of autism spectrum disorders. Annual Review of Genomics and Human Genetics, 14, 519-544.
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
error: El contenido está protegido
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad