Derechos de la mujer

@lasonrisadearturo

El acceso a la justicia de las personas con discapacidad

comunicación, derechos, desarrollo, discapacidad, inclusión, inclusivo, neurodesarrollo

El acceso a la justicia es un derecho fundamental de todas las personas, incluyendo aquellas con discapacidad.

Hay varios tipos de barreras que pueden dificultar el acceso a la justicia para las personas con discapacidad. A continuación se describen algunas de las principales barreras:

Facilitación del acceso físico a los tribunales y salas de audiencia

Es esencial garantizar la accesibilidad física para personas con discapacidad en los tribunales. La instalación de rampas, barras de apoyo y sistemas de amplificación de sonido asegura un entorno accesible y cómodo.

Apoyo para la comunicación

Proporcionar apoyo adecuado en la comunicación es crucial. Contratar intérpretes de lengua de signos o suministrar materiales escritos en formatos fáciles de leer garantiza la comprensión y la accesibilidad para personas con discapacidad visual o auditiva.

Asignación de tiempo y espacio adicional

Ofrecer tiempo y espacio adicionales durante las audiencias permite una participación efectiva. Permitir descansos frecuentes o tiempo adicional para presentar pruebas facilita la participación de personas con discapacidad, evitando presiones temporales.

Apoyo para la comprensión del proceso judicial

Es fundamental proporcionar apoyo para comprender el proceso judicial. Explicaciones claras y sencillas, así como la presencia de asesores o intérpretes, facilitan la comprensión y permiten que las personas con discapacidad participen plenamente en el proceso.

Sentencias en lectura fácil

La entrega de sentencias en lectura fácil es crucial. Utilizar un lenguaje claro y comprensible garantiza que las personas con dificultades para entender terminología legal puedan comprender claramente las decisiones judiciales que les afectan.

Es importante tener en cuenta que estas barreras pueden interactuar y afectar aún más el acceso a la justicia para las personas con discapacidad. Es esencial implementar medidas para abordar y eliminar estas barreras para garantizar un acceso justo y equitativo a la justicia para todos.

Igualdad de oportunidades.

Además, es fundamental que se garantice la igualdad de oportunidades en el acceso a la justicia y que se proteja a las personas con discapacidad contra la discriminación. Esto puede lograrse mediante la aplicación de leyes y políticas que aborden estas cuestiones, así como a través del apoyo a organizaciones que trabajen en defensa de los derechos de las personas con discapacidad.

El acceso a la justicia de las personas con discapacidad es un tema crucial que requiere de la atención y el compromiso de todos para garantizar que todas las personas tengan acceso efectivo a los sistemas de justicia.

 Plena Inclusión  está realizando un intenso trabajo para mejorar las condiciones de acceso a la justicia de las personas con discapacidad y/o trastornos del neurodesarrollo. Os enlazamos el protocolo que han diseñado para la actuación del Facilitador procesal. 

Fundamentan esta figura en el artículo 7 bis de la  Ley del enjuiciamiento, que reconoce la obligación de la administración de Justicia en realizar adaptaciones y ajustes cuando sean necesarios para garantizar  la participación de las personas con discapacidad en condiciones de igualdad.  El objetivo último es asegurar la participación eficaz de la persona con discapacidad y del desarrollo en cualquier tipo de procedimiento, independientemente de su rol dentro del mismo.

Ajustes razonables para garantizar el acceso a la justicia

En el contexto de los procesos judiciales, los ajustes razonables pueden incluir:

  • Facilitar el acceso físico a los tribunales y salas de audiencia, por ejemplo, proporcionando rampas, barras de apoyo y sistemas de amplificación de sonido.
  • Proporcionar apoyo para la comunicación. Por ejemplo, contratando a intérpretes de lengua de signos o proporcionando materiales escritos en una fuente fácil de leer.
  • Proporcionar tiempo y espacio adicional para la participación en el proceso judicial. Por ejemplo, permitiendo que las personas con discapacidad tomen descansos más frecuentes durante las audiencias o proporcionando tiempo adicional para presentar pruebas.
  • Proporcionar apoyo para la comprensión del proceso judicial. Por ejemplo, proporcionando explicaciones sencillas y en términos fáciles de entender o contratando a un asesor o intérprete para ayudar a la persona con discapacidad a comprender lo que está sucediendo.
  • Proporcionar sentencias en lectura fácil, es decir, en un lenguaje sencillo y fácil de entender para aquellas personas que tienen dificultades para comprender el lenguaje técnico o legal.

Es importante señalar que los ajustes razonables deben ser específicos para cada persona y deben ser proporcionados de manera justa y razonable, teniendo en cuenta el costo y la viabilidad. Además, es importante que se involucre a la persona con discapacidad en la determinación de qué ajustes razonables son necesarios y cómo deben implementarse.

Bibliografía

«The Right to Legal Capacity Under the UN Convention on the Rights of Persons with Disabilities» – Autor: Oliver Lewis. Publicado en Cambridge University Press.

«Legal Capacity, Mental Capacity and Supported Decision-Making: Report» – European Union Agency for Fundamental Rights (FRA).

«Access to Justice: The Barriers Faced by People with Disabilities» – Autor: Amanda Keeling. Publicado en The British Journal of Social Work.

«Equality and Non-Discrimination: Underpinning the Right to Legal Capacity» – Autor: Oliver Lewis. Publicado en International Journal of Law and Psychiatry.

«Barriers to Justice: How People with Disabilities Are Blocked from Getting Legal Help and What to Do About It» – Autor: American Bar Association Commission on Disability Rights.

Originally posted 2022-12-13 12:44:08.

error: Contenido protegido