Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

Desarrollo

El desarrollo de la motricidad

Teorias del desarrollo
Teorias del desarrollo

La motricidad es la habilidad del ser humano para moverse y utilizar sus músculos de manera coordinada. El desarrollo de la motricidad comienza desde el momento en que un bebé es capaz de moverse por sí mismo y continúa evolucionando a lo largo de toda la vida.

El desarrollo de la motricidad en los bebés comienza con movimientos simples como agarrar objetos, gatear y arrastrarse. Con el tiempo, estos movimientos se vuelven más coordinados y complejos, lo que les permite caminar y correr. Durante la infancia y la adolescencia, la motricidad continúa desarrollándose a medida que los niños adquieren habilidades motoras más complejas, como saltar, lanzar y atrapar.

El desarrollo de la motricidad también se ve influenciado por factores externos como el entorno, la genética y la salud general del individuo. Por ejemplo, un niño que crece en un entorno seguro y estructurado tendrá más oportunidades de desarrollar su motricidad de manera adecuada que uno que crece en un entorno peligroso o caótico. Además, la salud general del individuo también puede afectar su capacidad para desarrollar habilidades motoras complejas.

A medida que los individuos envejecen, su motricidad también puede disminuir debido a factores como el envejecimiento natural, la falta de ejercicio y ciertas enfermedades. Sin embargo, esto no tiene que ser necesariamente así. La actividad física regular puede ayudar a mantener y mejorar la motricidad a medida que envejecemos.

En resumen, el desarrollo de la motricidad es un proceso continuo que comienza desde la infancia y continúa evolucionando a lo largo de la vida. Está influenciado por factores externos como el entorno y la genética, y puede ser mejorado a través de la actividad física regular.

La motricidad fina se refiere al control y precisión de los movimientos de las manos y los dedos, mientras que la motricidad gruesa se refiere a los movimientos del cuerpo y los grandes músculos.

Actividades de estimulación

Algunas actividades que pueden ayudar a mejorar la motricidad fina y gruesa son:

  • Dibujar, pintar y hacer manualidades que involucren el uso de las manos y los dedos
  • Hacer ejercicios de agarre y manipulación con objetos pequeños como cubos, piezas de rompecabezas o bolas
  • Practicar juegos de mesa que involucren el uso de las manos y los dedos, como el dominó o el jenga
  • Hacer ejercicios de escritura a mano y escribir con lápices o bolígrafos de diferentes grosores para mejorar la motricidad fina
  • Hacer ejercicios de equilibrio y coordinación, como saltar a la cuerda o hacer malabares
  • Practicar deportes como el fútbol, el baloncesto o el balonmano para mejorar la motricidad gruesa
  • Hacer ejercicios de fortalecimiento, como levantar pesas o hacer flexiones y abdominales
  • Realizar actividades que involucren el uso de herramientas y maquinaria, como cortar madera o cambiar un neumático
  • Practicar actividades que involucren el uso de la fuerza y la precisión, como el yoga o el tai chi

Es importante recordar que la motricidad fina y gruesa se pueden mejorar con la práctica y el esfuerzo, así que es importante elegir actividades que sean adecuadas para el nivel de habilidad de cada persona y tratar de variar las actividades para seguir estimulando el cuerpo y el cerebro.

 

Bibliografía

  • Gallahue, D. L., & Ozmun, J. C. (2011). Understanding Motor Development: Infants, Children, Adolescents, Adults (7th ed.). McGraw-Hill Education.
  • Payne, V., & Isaacs, L. D. (2017). Human Motor Development: A Lifespan Approach (9th ed.). McGraw-Hill Education.
  • Lobo, M. A., & Galloway, J. C. (2012). Enhanced handling and positioning in early infancy advances development throughout the first year. Child Development, 83(4), 1290-1302.
  • Campbell, S. K., & Palisano, R. J. (2018). Physical Therapy for Children (5th ed.). Elsevier Health Sciences.
  • Hadders-Algra, M. (2018). Early Human Development: From Conception to 8 Months of Age. Elsevier Health Sciences.
  • Guía Completa del Desarrollo en Niños con Autismo

Te puede interesar

videos

Autismo no verbal: mucho que decir

Autismo

Las Historias Sociales, desarrolladas por Carol Gray, son fundamentales en la intervención del Trastorno del Espectro Autista (TEA), mejorando la comprensión social de los...

Autismo

Es esencial abordar los estereotipos arraigados, especialmente aquellos que afectan a las mujeres autistas. Las mujeres autistas a menudo enfrentan percepciones erróneas que limitan...

Autismo

Los pensamientos obsesivos en el espectro autista constituyen un fenómeno complejo que ha sido objeto de escaso entendimiento y análisis en la sociedad. Al...

Autismo

La contaminación atmosférica afecta negativamente a todas las personas, pero un estudio reciente publicado en la revista BMJ Open destaca que algunos grupos de...

Autismo

En el fascinante camino hacia la comprensión y apoyo de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA), se destaca la importancia de un...

Autismo

La referencia conjunta es una habilidad crucial que implica compartir experiencias y atención en relación con otras personas. En el autismo, donde la comunicación...

Autismo

Un reciente estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH) ha identificado una conexión alarmante entre la contaminación ambiental y un incremento...

error: El contenido está protegido