Oh Snap!

Desactiva tu bloqueador de publicidad para ayudarnos a sufragar los gastos de mantenimiento de la página. ¡ Muchas gracias !

img
Home / Autismo / La apraxia

La apraxia

La apraxia es un trastorno neurológico que afecta la capacidad de una persona para realizar movimientos voluntarios y coordinados. Esta discapacidad del movimiento puede ser causada por daño cerebral, enfermedad neurológica o envejecimiento, y puede afectar tanto a la habilidad de una persona para moverse como a su capacidad para hablar.

Puede afectar a personas de cualquier edad, aunque es más común en adultos mayores y en aquellos que han sufrido un accidente cerebrovascular o una lesión en la cabeza. Los síntomas de la apraxia pueden variar dependiendo del tipo y la gravedad del trastorno, pero pueden incluir dificultad para moverse de manera coordinada, dificultad para hablar de manera clara y fluida, y dificultad para realizar actividades diarias como vestirse o comer.

Apraxia del habla

La apraxia del habla es el tipo más común de apraxia, y se caracteriza por dificultad para producir sonidos, palabras o frases. Esto puede hacer que una persona tenga dificultad para iniciar o continuar una conversación, o para articular palabras de manera clara y precisa. La apraxia del habla puede afectar tanto la velocidad como la precisión del habla, y puede hacer que una persona tenga dificultad para pronunciar palabras o para seguir el ritmo normal del habla.

La apraxia también puede afectar a la capacidad de una persona para moverse de manera coordinada. Esto puede incluir dificultad para realizar movimientos finos con las manos, como escribir o usar una herramienta, o dificultad para caminar o mantener el equilibrio. La apraxia motora puede hacer que una persona tenga dificultad para realizar actividades diarias, como vestirse o comer, y puede afectar su capacidad para participar en actividades recreativas o deportivas.

Tratamiento

El tratamiento de la apraxia puede incluir terapia física y del habla, así como medicamentos para controlar los síntomas. La terapia física puede ayudar a mejorar la fuerza y la coordinación de una persona, mientras que la terapia del habla puede ayudar a mejorar su habilidad para hablar de manera clara y fluida. Los medicamentos pueden ayudar a controlar la ansiedad y la depresión, que pueden ser comunes en personas con apraxia.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
error: El contenido está protegido
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad