Oh Snap!

Desactiva tu bloqueador de publicidad para ayudarnos a sufragar los gastos de mantenimiento de la página. ¡ Muchas gracias !

Home / Autismo / Las inferencias

Las inferencias

Las inferencias son conclusiones que se sacan a partir de un conjunto de premisas y datos disponibles. En otras palabras, son juicios o razonamientos que se hacen a partir de la información que se tiene.

Tipos de inferencias

Existen diferentes tipos de inferencias, entre ellos se encuentran:

  • La inferencia deductiva: es aquella en la que se parte de una premisa general para llegar a una conclusión específica. Por ejemplo: «Todos los perros son animales. Fido es un perro. Luego, Fido es un animal».
  • La inferencia inductiva: es aquella en la que se parte de un conjunto de casos particulares para llegar a una conclusión general. Por ejemplo: «He visto cinco perros y todos ladraban. Luego, todos los perros ladran».
  • La inferencia abductiva: es aquella en la que se parte de una situación observada para llegar a la explicación más probable de dicha situación. Por ejemplo: «Veo que la lámpara está encendida. Luego, alguien debió haberla encendido».

Cómo trabajar las inferencias

Para trabajar las inferencias es importante seguir algunos pasos:

  1. Identificar la información dada y la información que se desconoce.
  2. Analizar la información dada y determinar qué premisas se pueden utilizar para llegar a una conclusión.
  3. Formular una pregunta que permita obtener la información desconocida a partir de las premisas disponibles.
  4. Utilizar las premisas para llegar a una conclusión utilizando el tipo de inferencia adecuado (deductiva, inductiva o abductiva).
  5. Verificar si la conclusión obtenida es coherente con la información dada y con la lógica. Si no lo es, es necesario volver al paso 3 y reformular la pregunta o buscar nuevas premisas.

También es importante tener en cuenta que las inferencias pueden estar sujetas a errores y sesgos, por lo que es necesario ser crítico y objetivo al utilizarlas. Además, es importante tener en cuenta el contexto en el que se realizan las inferencias y considerar posibles explicaciones alternativas.

Inferencias y autismo

Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de trastornos del desarrollo que se caracterizan por dificultades en las habilidades sociales y de comunicación, así como por comportamientos repetitivos y restricciones en las actividades y intereses. Los individuos con TEA pueden tener dificultades para realizar inferencias sociales, es decir, para entender los pensamientos, sentimientos y motivaciones de los demás a partir de sus acciones, expresiones faciales y tono de voz. Esto puede dificultar su capacidad para establecer relaciones sociales y para interpretar correctamente las situaciones sociales.

Además, las personas con TEA pueden tener dificultades para realizar inferencias lógicas y conceptuales, es decir, para entender conceptos abstractos y relaciones causales a partir de la información disponible. Esto puede dificultar su capacidad para comprender y aprender nuevos conceptos y para resolver problemas.

En general, las dificultades en las inferencias pueden ser uno de los síntomas de los TEA y pueden requerir intervenciones terapéuticas específicas para mejorarlas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada persona con TEA es única y que las dificultades en las inferencias pueden variar de un individuo a otro.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
error: El contenido está protegido
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad