Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

Autismo

¿Las vacunas causan autismo?

Apoyo para familias con TEA
Apoyo para familias con TEA

Durante muchos años, ha habido una controversia en relación a si las vacunas pueden estar relacionadas con el autismo. En este artículo, exploraremos la evidencia científica actual en relación a esta controversia.

La idea de que las vacunas causan autismo comenzó en la década de 1990, cuando el Dr. Andrew Wakefield publicó un estudio en The Lancet que sugería que la vacuna triple vírica (sarampión, paperas y rubéola) estaba relacionada con el autismo. Sin embargo, posteriormente se demostró que el estudio tenía graves errores metodológicos y conflictos de interés, y finalmente fue retirado por la revista científica en 2010. Desde entonces, numerosos estudios han examinado la relación entre las vacunas y el autismo, y no han encontrado evidencia que sugiera que las vacunas puedan causar autismo.

La evidencia científica

En 2011, el Instituto de Medicina (IOM, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos publicó un informe que revisó la evidencia científica disponible sobre la relación entre las vacunas y el autismo. El informe concluyó que no hay evidencia de una relación causal entre las vacunas y el autismo. Desde entonces, numerosos estudios adicionales han llegado a la misma conclusión.

Un estudio de 2013 publicado en la revista Journal of Pediatrics analizó los datos de 1.008.650 niños y encontró que no había una asociación significativa entre la vacuna triple vírica y el autismo. Otro estudio de 2015 publicado en la revista Vaccine también examinó la relación entre las vacunas y el autismo, y encontró que no había una asociación significativa entre las vacunas y el autismo.

Un estudio de 2019 publicado en la revista Annals of Internal Medicine también analizó la evidencia científica disponible sobre la relación entre las vacunas y el autismo, y llegó a la conclusión de que no hay evidencia de una relación causal entre las vacunas y el autismo. El estudio revisó los datos de más de 650.000 niños y encontró que no había diferencia en la tasa de autismo entre los niños vacunados y los no vacunados.

La importancia de las vacunas

Es importante destacar que las vacunas son una de las medidas de salud pública más efectivas para prevenir enfermedades graves y potencialmente mortales. Las vacunas han sido ampliamente estudiadas y se ha demostrado que son seguras y efectivas. De hecho, las vacunas han sido una de las principales razones por las cuales muchas enfermedades infecciosas graves, como la poliomielitis, la difteria y el sarampión, han disminuido significativamente en todo el mundo.

En conclusión, la evidencia científica disponible actualmente no sugiere que las vacunas estén relacionadas con el autismo. Los estudios han encontrado consistentemente que no hay una asociación significativa entre las vacunas y el autismo. Es importante que las personas se informen sobre la seguridad y la importancia de las vacunas para proteger la salud pública y prevenir enfermedades graves y potencialmente mortales.

¿Las vacunas causan autismo? Las consecuencias del bulo

El bulo de que las vacunas causan autismo ha tenido graves consecuencias en la salud pública. En primer lugar, ha llevado a muchos padres a decidir no vacunar a sus hijos, lo que ha llevado a un aumento en los brotes de enfermedades prevenibles por vacunación, como el sarampión y la rubéola. Además, las personas que no pueden vacunarse por motivos médicos, como aquellos con sistemas inmunológicos comprometidos, corren un mayor riesgo de contraer estas enfermedades cuando hay menos personas vacunadas en la comunidad.

En segundo lugar, la difusión de este bulo ha socavado la confianza del público en la ciencia y la medicina. Esto puede tener graves consecuencias en la adopción de políticas de salud pública y en la aceptación de otros tratamientos médicos efectivos. Además, el hecho de que el bulo continúe difundiéndose a pesar de la falta de evidencia científica sólida puede aumentar la desinformación y la confusión en el público en general.

Por último, el bulo ha tenido un impacto negativo en la comunidad autista. Ha llevado a la idea errónea de que el autismo es una enfermedad que necesita ser curada o evitada. Esto puede llevar a la marginación y la discriminación de las personas autistas y puede obstaculizar la lucha por la inclusión y el respeto hacia las personas con discapacidades. En resumen, la propagación de este bulo ha tenido graves consecuencias en la salud pública, la confianza en la ciencia y la medicina, y en la comunidad autista.

Bibliografía

  • Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (2019). Autism Spectrum Disorder (ASD). Recuperado de https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Fact-Sheets/Autism-Spectrum-Disorder-Fact-Sheet
  • Taylor, L. E., Swerdfeger, A. L., & Eslick, G. D. (2014). Vaccines are not associated with autism: an evidence-based meta-analysis of case-control and cohort studies. Vaccine, 32(29), 3623-3629. https://doi.org/10.1016/j.vaccine.2014.04.085
  • Institute of Medicine (US) Committee to Review Adverse Effects of Vaccines. (2011). Adverse Effects of Vaccines: Evidence and Causality. Washington (DC): National Academies Press (US). https://doi.org/10.17226/13164
  • Jain, A., Marshall, J., Buikema, A., Bancroft, T., Kelly, J. P., & Newschaffer, C. J. (2015). Autism occurrence by MMR vaccine status among US children with older siblings with and without autism. Journal of the American Medical Association, 313(15), 1534-1540. https://doi.org/10.1001/jama.2015.3077
  • Smeeth, L., Cook, C., Fombonne, E., Heavey, L., Rodrigues, L. C., Smith, P. G., & Hall, A. J. (2004). MMR vaccination and pervasive developmental disorders: a case-control study. The Lancet, 364(9438), 963-969. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(04)17020-7
  • Taylor, B., Miller, E., Lingam, R., Andrews, N., Simmons, A., Stowe, J., & Waight, P. A. (2002). Measles, mumps, and rubella vaccination and bowel problems or developmental regression in children with autism: population study. British Medical Journal, 324(7334), 393-396. https://doi.org/10.1136/bmj.324.7334.393

Te puede interesar

videos

Autismo no verbal: mucho que decir

Autismo

Las Historias Sociales, desarrolladas por Carol Gray, son fundamentales en la intervención del Trastorno del Espectro Autista (TEA), mejorando la comprensión social de los...

Autismo

Es esencial abordar los estereotipos arraigados, especialmente aquellos que afectan a las mujeres autistas. Las mujeres autistas a menudo enfrentan percepciones erróneas que limitan...

Autismo

Los pensamientos obsesivos en el espectro autista constituyen un fenómeno complejo que ha sido objeto de escaso entendimiento y análisis en la sociedad. Al...

Autismo

La contaminación atmosférica afecta negativamente a todas las personas, pero un estudio reciente publicado en la revista BMJ Open destaca que algunos grupos de...

Autismo

En el fascinante camino hacia la comprensión y apoyo de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA), se destaca la importancia de un...

Autismo

La referencia conjunta es una habilidad crucial que implica compartir experiencias y atención en relación con otras personas. En el autismo, donde la comunicación...

Autismo

Un reciente estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH) ha identificado una conexión alarmante entre la contaminación ambiental y un incremento...

error: El contenido está protegido