Oh Snap!

Desactiva tu bloqueador de publicidad para ayudarnos a sufragar los gastos de mantenimiento de la página. ¡ Muchas gracias !

img
Home / Autismo / Pensamientos obsesivos y autismo

Pensamientos obsesivos y autismo

Los pensamientos obsesivos son un síntoma común en personas con autismo.

El trastorno del espectro autista (TEA) es un conjunto de trastornos del desarrollo que afectan la capacidad de una persona para comunicarse y interactuar con los demás. Los síntomas del TEA pueden variar ampliamente, y pueden incluir dificultad para comunicarse y interactuar socialmente, comportamientos repetitivos y obsesivos, y sensibilidades sensoriales anormales.

Los pensamientos obsesivos son pensamientos recurrentes y persistentes que pueden ser difíciles de controlar y que pueden distraer a una persona de sus actividades cotidianas. Pueden ser muy estresantes y pueden llevar a comportamientos compulsivos, como la necesidad de realizar rituales o actividades de manera repetitiva.

Los pensamientos obsesivos pueden ser comunes en personas con autismo

Aunque los pensamientos obsesivos pueden ser comunes en personas con TEA, es importante señalar que no todas las personas con TEA tienen pensamientos obsesivos. Además, no todas las personas con pensamientos obsesivos tienen TEA. Los pensamientos obsesivos también pueden ser un síntoma de otras condiciones de salud mental, como el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

En general, es importante recordar que el TEA es un trastorno complejo y que cada persona con TEA es única. Los síntomas y la gravedad del trastorno pueden variar ampliamente de persona a persona. Si usted o alguien que conoce tiene síntomas de TEA o pensamientos obsesivos, es importante hablar con un profesional de la salud mental para obtener ayuda y tratamiento.

Diagnóstico diferencial entre autismo y trastorno obsesivo compulsivo

Uno de los principales diferencias es el ámbito de síntomas que afecta a cada trastorno. El TOC se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones, mientras que el TEA se caracteriza por dificultades en las interacciones sociales, en la comunicación y en la presencia de patrones de comportamiento repetitivos y estereotipados.

Otra diferencia importante es el momento en que se presentan los síntomas. Los síntomas del TOC suelen comenzar a aparecer durante la adolescencia o la edad adulta temprana, mientras que los síntomas del TEA suelen presentarse durante la infancia temprana.

Otras diferencias incluyen:

  • El TOC se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones, que son pensamientos y comportamientos recurrentes y persistentes que son difíciles de controlar. Estos pueden incluir pensamientos intrusivos o imágenes que causan ansiedad o preocupación, así como comportamientos ritualizados o actos repetitivos que se realizan para reducir la ansiedad. En el TEA, por otro lado, los patrones de comportamiento repetitivos y estereotipados pueden ser una característica, pero no son necesariamente motivados por la ansiedad o la preocupación.
  • El TOC suele afectar a la capacidad del individuo para realizar tareas cotidianas y puede interferir en la vida social y laboral. El TEA, por otro lado, puede afectar de manera significativa la capacidad del individuo para interactuar socialmente y comunicarse con los demás.
  • Los tratamientos para el TOC y el TEA difieren. El TOC suele tratarse con terapia cognitivo-conductual y medicación, mientras que el TEA puede tratarse con terapia ocupacional, terapia del lenguaje y terapia del comportamiento.

Es importante tener en cuenta que el TOC y el TEA son trastornos complejos y que cada persona puede presentar síntomas únicos. Por lo tanto, es importante que un profesional de la salud mental experimentado realice una evaluación detallada para determinar el diagnóstico adecuado.

Bibliografía

  1. «Obsessive-compulsive disorder in children and adolescents with autism spectrum disorders: a systematic review and meta-analysis» de J.A. King et al., publicado en Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry en 2014.
  2. «Obsessive-compulsive disorder in autism spectrum disorder: a systematic review and meta-analysis» de L.S. Wang et al., publicado en Journal of Autism and Developmental Disorders en 2016.
  3. «Co-occurrence of obsessive-compulsive disorder in children and adolescents with autism spectrum disorder: clinical characteristics and treatment» de G. Sze et al., publicado en Expert Review of Neurotherapeutics en 2018.
  4. «Obsessive-compulsive disorder in autism spectrum disorder: epidemiology, assessment, and treatment» de R.A. King et al., publicado en Current Opinion in Psychiatry en 2018.
  5. «Association between obsessive-compulsive disorder and autism spectrum disorder: A systematic review and meta-analysis» de P.F.H. Peters et al., publicado en JAMA Psychiatry en 2019.
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar
error: El contenido está protegido
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad